Comprar un Honda NSX es un sueño, pero comprar el que tuvo Ayrton Senna es directamente pasarse el juego. Lo van a vender

0
53

Muchos consideran que Ayrton Senna es el mejor piloto de todos los tiempos. Pronto se cumplirán 30 años de su muerte y, solo unas semanas antes de este aniversario, hemos sabido que uno de los tres Honda NSX que tuvo vuelve a ponerse a la venta.

Se trata, concretamente, el Honda NSX rojo que protagonizó la famosa foto de Senna echándole un chorrazo de agua. Todavía es pronto para conocer los detalles de la venta, pero su propietario se desprende del auto después de 11 años con él.

El Honda NSX es uno de los mejores autos de la historia

Para los aficionados al mundo del motor, el día 1 de mayo solo significa una cosa: es el aniversario de la muerte de Ayrton Senna. Dentro de unas semanas, se cumplirán 30 años de ese fatídico accidente en el que el piloto brasileño perdió la vida en el mismo circuito y Gran Premio en el que un día antes se mató el piloto Roland Ratzenberger.

En otros casos, podríamos decir que ese fin de semana comenzó la leyenda de Ayrton Senna, pero en este no: el tricampeón del mundo de F1 ya era una leyenda antes de morir y su accidente solo contribuyó que la leyenda sea todavía más grande.

Senna es una de las figuras más importantes de la historia del automovilismo, no solo por su palmarés, sino por su personalidad, tanto dentro como fuera de la pista. Más allá de sus actuaciones deportivas, tenía un carisma especial, por eso todos tenemos ciertas imágenes en la cabeza, como esa en la que limpia su Ducati 916 o el vídeo en el que prueba un Honda NSX en el circuito de Suzuka con mocasines y calcetines blancos.

Hay quien dice que Senna fue clave en el desarrollo del deportivo japonés porque lo puso a punto, pero lo cierto es que no. La primera vez que probó el auto fue, precisamente, cuando se grabó el famoso vídeo de los mocasines.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ayrton Senna (@senna_unofficial)

Para entonces, Honda ya lo había terminado, pero cabe la posibilidad de que Senna diera algunos consejos de última hora a los japoneses y estos los tuvieran en cuenta, si bien es cierto que los responsables de las marcas niponas son de ideas fijas y no suelen prestarse a escuchar ningún tipo de consejo.

Fuese como fuese, a Senna le encantó el Honda NSX y, como era piloto de McLaren-Honda cuando el auto se lanzó al mercado, enseguida consiguió meter uno en su garaje. Fue una unidad de color negro con matrícula BSS 8888, pero hubo otros dos NSX en la vida de Senna.

El segundo, también de color negro, tenía la matrícula 41-02-A0 y el tercero lo estrenó en marzo de 1991, solo unos meses después de ganar su segundo campeonato de F1 (ese año ganaría el tercero y último). Se trataba de un Honda NSX de color rojo con matrícula SX 25 59 y número de bastidor JHMNA11500T000233.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ayrton Senna (@senna_unofficial)

Senna utilizó ese NSX para moverse por Portugal, puesto que tenía una casa en Quinta Do Lago, de hecho, allí es donde se tomaron las también famosas fotografías del piloto echando un chorro de agua con una manguera al NSX. A diferencia del NSX negro, este rojo no era de Senna, sino de Honda Portugal, que se lo cedió temporalmente.

Pues bien, ese auto que fue matriculado el 22 de marzo de 1991 sigue en plena forma, pero muy pronto cambiará de manos. Cuando lo compró su actual propietario, allá por 2013 y después de pasar por varios garajes. 11 años más tarde, ese mismo dueño ha decido venderlo.

Lo ha desvelado la cuenta de Instagram @senna-unofficial, señalando que muy pronto se conocerán los detalles de la venta, que, de momento, son todo un misterio. Esta cuenta publica cada cierto tiempo fotos de esa unidad de Honda NSX, tanto actuales como algunas en las que sale el propio Senna.

Fuente: motorpasion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí