Con este bólido de Fórmula 1 comenzó la leyenda de una de las marcas de autos más especiales de todos los tiempos. Ahora puede ser tuyo

0
58

Colin Chapman es una de las personas más importantes en la historia del automovilismo. La marca que fundó en 1952 fundó oficialmente Lotus Engineering Ltd., una marca de autos que, con el tiempo, se ha convertido en una leyenda.

Unos años antes de esa fecha, Colin Chapman construyó su primer auto de carreras en un garaje, pero tuvo que esperar hasta 1954 para debutar con una de sus creaciones, el Lotus-Climax 12 en el campeonato de Fórmula 1. El resto es historia.

Pues bien, ahora, ese primer auto de Fórmula 1 de Lotus busca nuevo dueño. Lo subastará la casa Bonhams en Mónaco el próximo 10 de mayo, unos días antes de que se celebre el Gran Premio de Mónaco 2024. Podría venderse por unos 400.000 euros.

“Quítame un kilo antes de darme un caballo”

El Lotus-Climax 12 no pasó a los anales de la historia por sus éxitos en competición, sin embargo, es auto de gran importancia histórica porque fue el modelo con el que Lotus debutó en la Fórmula 1. De la mano de este monoplaza, Colin Chapman llevó su filosofía a la Fórmula 1 y, a la larga, Lotus acabó ganando siete campeonatos del mundo de constructores de F1 y seis de pilotos, además de lograr 74 victorias y 102 pole positions.

Son los números de una leyenda y la leyenda comenzó a forjarse con el Lotus-Climax 12. El debut de este bólido de carreras en Fórmula 1 tuvo lugar en el Gran Premio de Mónaco de 1958, con Cliff Allison y un joven Graham Hill a sus mandos. Allison terminó la carrera en sexta posición, a 13 vueltas del primero, mientras que Graham Hill se retiró.

El resto del año, esa fue la tónica para el Team Lotus, por lo que el Lotus-Climax 12 no tiene un palmarés especialmente relevante, más bien lo contrario, puesto que su mejor resultado fue un cuarto puesto en el GP de Bélgica de 1958, pero el hecho de ser el primer Lotus de F1 lo convierte en un auto muy especial.

El próximo 10 de mayo, Bonhams lo subastará, concretamente el chasis 353. El auto se estrenó en 1957 en el campeonato de Fórmula 2, pero Lotus lo utilizó el año siguiente en F1. Para adaptarlo a esta competición, Lotus tuvo que unir fuerzas con Coventry Climax, que se encargó de modificar su motor original de cuatro cilindros y 1.500 cc hasta los 1.965 cc.

Desarrollaba 172 CV y no era el auto más potente de la parrilla, pero sí uno de los más ligeros porque apenas pesaba 320 kg. Colin Chapman lo había diseñado bajo su filosofía de dar más importancia a la ligereza que a la potencia y, a la postre, esta estrategia llevó al equipo a ser uno de rivales a batir en el campeonato.

Después de que el equipo Lotus lo utilizase en la temporada 1958 de F1, el Lotus-Climax 12 con chasis 353 acabó en manos de María Teresa de Filippis, la primera mujer que compitió en Fórmula 1.

Más tarde perteneció a otros pilotos y acabó en Australia, donde se restauró al detalle para volver a lucir como el primer día. Ahora Bonhams estima que su precio en subasta será de entre 290.000 euros y 390.000 euros.

Fotos: Bonhams

Fuente: motorpasion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí