No solo Tesla. El sistema de conducción semiautónoma de Ford está siendo investigado en EEUU tras tres fallecidos

0
37

Dos accidentes y tres muertes. En febrero, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras estadounidense (NHTSA por sus siglas en inglés) descubrió el primero de dos siniestros en los que un Ford Mustang Mach-E con el sistema BlueCruise activado estaba involucrado. En ambos casos y de forma similar a lo que ocurrió con el Autopilot de Tesla, los carros chocaron contra vehículos parados y de noche.

La NHTSA ha iniciado una investigación sobre todos los Mustang Mach-E equipados con BlueCruise fabricados hasta la fecha.

¿Un exceso de confianza, un fallo del sistema o simple desinformación?

Los dos accidentes ocurrieron en EEUU en febrero y marzo de 2024 (en San Antonio y Filadelfia). En el primero el conductor de 44 años del Mustang Mach-E viajaba hacia el este por la Interestatal 10 con el sistema BlueCruise activado cuando impactó por detrás a un Honda CR-V estacionado. El conductor de Honda, de 56 años, murió en el accidente. En el segundo siniestro mortal el Mustang chocó con un Hyundai Elantra y un Toyota Prius, los dos estacionados en los carriles de circulación de la I-95, que fueron golpeados por detrás. Ambos fallecieron.

Tras los sucesos, la Oficina de Investigación de Defectos de la NHTSA ha abierto una investigación más amplia sobre los 130.050 Mustang Mach-E equipados con BlueCruise fabricados hasta la fecha. «La Oficina de Investigación de Defectos recibió notificación de dos incidentes que involucraron vehículos Ford Mustang Mach-E que chocaron con vehículos estacionados que estaban ubicados dentro de los carriles de circulación de carreteras de acceso controlado», reza el comunicado.

Ambas colisiones ocurrieron de noche, lo que podría evidenciar que o bien el sistema no pudo detectarlos o los conductores no estaban preparados para tomar el control del vehículo cuando el sistema se lo requirió. Recordemos que en 2021 la NTHSA abrió una investigación similar a Tesla debido a decenas de accidentes en los que se vieron involucrados un Tesla con el Autopilot activado y un vehículo de emergencia estacionado en la calzada que no fue detectado por el sistema en condiciones de baja luminosidad.

Los vehículos Ford equipados con Co-Pilot360 Active 2.0 tienen un conjunto de tecnologías de asistencia al conductor que incluyen funciones de automatización de conducción parcial. Éstas ofrecen mantenimiento de carril y velocidad con la expectativa de que el conductor supervise activamente el desempeño del sistema.

Permite conducir sin manos, pero Ford no lo anuncia como un sistema de conducción autónoma (de hecho, es un nivel SAE 2+, por debajo del Drive Pilot de Mercedes-Benz) y durante su uso aparece una advertencia que dice: «Observe la carretera». En ciertos tramos de curvas, de concentración de accidentes o túneles el sistema pedirá al conductor que recupere el control. Desde Motorpasión nos hemos puesto en contacto con la marca y nos ha indicado que están trabajando con la NHTSA para ayudar en su investigación, sin revelar más detalles.

Nos encontramos de vuelta con el mismo debate en cuanto a la conducción semiautónoma: ¿es aún inmadura o el problema radica en la desinformación del conductor y el exceso de confianza?

Fuente: motorpasion.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí