Cómo la IA está revolucionando la industria del automóvil

0
61

La inteligencia artificial (IA) poco a poco se abre paso por diferentes sectores, desde el de la salud, hasta la propia industria, seguridad, etc. Por supuesto, el mundo del motor también está explotando sus capacidades, ya sea para ofrecer servicios automatizados de consulta a través de las webs de venta, hasta para mejorar sus diseños, controlar trampas de forma rápida en el motorsport, e incluso para permitir mejoras de seguridad o la conducción autónoma.

Por esto, la IA está revolucionando los vehículos tal como lo conocemos ahora, y poco a poco irá calando más, hasta límites insospechados. Así que, vamos a ver cómo está influenciando o cómo podrá influenciar en un futuro próximo… Grandes ejemplos los tienes en firmas como Tesla, Waymo, Uber, etc.

Aplicaciones de la IA en vehículos

Como he comentado anteriormente, la IA está cambiando mucho el sector del automóvil, los vehículos, ya sean autos, motos o vehículos de movilidad urbana, voladores, etc., van a tener un antes y un después debido a la incursión de esta tecnología, que no solo está presente para usarse como interfaz para el usuario final en sistemas de infoentretenimiento, sino que ha llegado incluso a las mesas de dibujo y a la propia fabricación de los vehículos. Aquí te muestro algunos ejemplos de aplicaciones de esta tecnología disruptiva:

IA para diseño de autos

En cuanto al diseño de vehículos, la IA puede ayudar en varios casos, como por ejemplo:

  • Simulaciones virtuales: la IA permite realizar simulaciones virtuales de nuevos diseños, reduciendo la necesidad de costosos prototipos físicos, además de mejorar los futuros modelos de forma más rápida, reduciendo los tiempos de desarrollo. También se puede usar para gemelos digitales, permitiendo analizar posibles fallas antes de fabricarse, mejorando la fiabilidad. La GenAI incluso podría sugerir diseños, influir en el CFD (reducir el drag, aumentar el downforce, minimizar los ruidos molestos, ), estar presente como asistente en software CAD, etc.
  • Materiales avanzados: otra posible aplicación es que ayude a desarrollar materiales más ligeros, resistentes y eficientes para la construcción de vehículos.
  • Personalización: podrían desarrollarse sistemas automatizados de IA que permitan mayor grado de personalización del vehículo para adaptarlo a las preferencias o necesidades de cada cliente, abaratando los costes y haciendo posible esto para las masas, algo que ahora es casi exclusivo de las marcas de lujo que fabrican de forma más artesanal.

IA para la fabricación

Por otro lado, durante el proceso posterior al diseño, también se puede aplicar la IA para ayudar en el sector, con una fabricación mejorada:

  • Optimización de la producción: los algoritmos de IA pueden analizar datos para optimizar el flujo de trabajo, reducir costes y aumentar la eficiencia o producción de la factoría. También podría ayudar con el mantenimiento de la maquinaria industrial, para evitar paradas no programadas.
  • Robótica colaborativa: hasta ahora, los robots empleados para la fabricación son meros mecanismos programados por un robot para realizar una tarea específica. Sin embargo, la IA puede volver a estos robots inteligentes para que puedan colaborar con humanos, mejorando la seguridad, o adaptándose a las necesidades en tiempo real.
  • Control de calidad: sistemas como la visión artificial y la IA ya se están usando para inspecciona piezas y ensamblajes con mayor precisión y rapidez que el ojo humano, asegurando un alto nivel de calidad. Con la mejora de estas tecnologías, los controles podrían ser aún más fiables.

Pre-ventas con IA

Una forma de facilitar la vida a los posibles compradores y reducir gastos en personal dedicado a ello es usar la IA para:

  • Asistentes virtuales o chatbots: en las páginas oficiales del fabricante podrás preguntar y resolver dudas gracias a estos sistemas. Incluso podrían usar la realidad virtual o aumentada para enriquecer la experiencia y que puedas probar el vehículo antes de comprarlo.
  • Financiación y compra online: la IA también puede guiarte para una mejor financiación según tu caso y a realizar la compra sin necesidad de presenciarte en un concesionario.

Conducción autónoma

Por supuesto, para que un auto sea autónomo y pueda prescindir del conductor, es necesario un sistema central de IA que permita usar todos los sistemas disponibles para circular con seguridad, detectando obstáculos, peatones, interpretando señales de tráfico, etc., todo gracias a sensores de todo tipo, LiDAR, Radar,… todo potenciado por la fog computing y edge computing, que permitirá obtener mucha información del tráfico, accidentes, rutas alternativas, etc. Además, también pueden mejorarse los sistemas de autos no autónomos, con tecnología ADAS o de asistencia a la conducción, automatizando tareas de frenado, control de crucero adaptativo, mantenimiento de carril, notificaciones y avisos, etc., para evitar posibles accidentes por una distracción o negligencia del conductor.

Otra de las grandes novedades que ya están intentando muchas empresas como Uber o Google, es crear MaaS (Mobility As A Service), es decir, movilidad como servicio. De esta forma, la IA conducirá los vehículos de forma totalmente autónoma, y mediante una app móvil o web, podrás solicitar que estos vehículos sin conductor (taxis, trenes, autobuses, vehículos voladores, transportes…) te puedan llevar a donde quieras.

Y más…

Por supuesto, esto no será lo único en lo que la IA está o estará presente, también hay que recordar otros casos o aplicaciones como:

  • Infoentretenimiento: los sistemas de infoentretenimiento actuales, ya sean propietarios de la marca del vehículo, CarPlay de Apple o Android Auto de Google, serán más ricos en capacidades gracias a la IA. Por ejemplo, podrán reconocer tu voz para hacer de asistentes virtuales y responder a todas tus dudas, incluso podrán mantener conversaciones, o evitar que te duermas al volante, reconocer tus emociones mediante reconocimiento facial, detectar si estás en condiciones de conducir, hacer sugerencias, realizar acciones de todo tipo desde el auto (control de la domótica de tu hogar, realizar compras,…), informarte en tiempo real del estado de las carreteras, accidentes, predicción meteorológica, así como entretener a todos los pasajeros.
  • Mantenimiento predictivo: la IA también podría analizar ciertos parámetros del vehículo o datos recogidos de sensores para predecir averías antes de que sucedan, programando la visita al taller antes de que algo falle y te deje tirado, y así hacer los viajes más seguros. Incluso podría llevar a cabo una monitorización en tiempo real para diagnosticar posibles problemas, ayudando así a la reparación.

¡Así serán los vehículos del futuro! ¿Te gusta o no? La verdad es que personalmente me gustaría mantener más el control, aunque también tiene aspectos positivos como he comentado… y, por supuesto, entidades como la DGT y los gobiernos, tendrás que redactar de nuevo las leyes, puesto que el avance tecnológico lo exige.

Fuente: actualidadmotor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí