La pretemporada de la Fórmula 1 ya está en marcha en el circuito de Baréin y ha comenzado de forma un tanto surrealista. Ferrari se ha erigido en la gran protagonista del primer día de test con una performance que primero ha asustado a sus rivales, pero después ha despertado alguna carcajada: su morro se hunde.

Con Carlos Sainz al volante, el morro del Ferrari SF-23 se ha hundido hacia dentro cuando el auto se ha puesto a altas velocidades. En un primer momento muchos se han asustado creyendo que era un nuevo ingenio de los de Maranello, pero enseguida se ha descubierto de que tan solo se trataba de un aparatoso error.

Carlos Sainz está dominando el primer día de test en Baréin

Ferrari

Ha ocurrido en los primeros minutos del test. El frontal del Ferrari SF-23 ha colapsado hacia dentro a alta velocidad, pero después recuperaba su posición original. Durante unos minutos parecía que Ferrari había revolucionado la Fórmula 1, pero la realidad ha sido mucho más mundana: un simple error.

La propia Ferrari ha confirmado que ellos tampoco comprendían por qué motivo se estaba hundiendo el morro de su auto en las rectas de Baréin. Así que más que ingenio aerodinámico, ha sido una pifia que en una jornada tan sensible como el primer día de test, ha asustado a más de uno. Porque los tiempos están saliendo.

Ferrari

Con morro hundido o sin él, Ferrari ha sido el gran dominador de la primera media jornada de test en Baréin. Carlos Sainz ha estado toda la mañana en lo más alto de la clasificación, con un colchón cómodo sobre Max Verstappen. Es decir, parece que el Ferrari ha nacido bien, y no es por el hoyo del morro.

No es para menos, ya que Ferrari ha introducido un gran número de novedades en su nuevo monoplaza para 2023. Hemos podido ver los separadores del alerón delantero que la FIA le prohibió a Mercedes el año pasado, y también están utilizando un revolucionario S-Duct por debajo del pontón.

Ferrari

Eso sí, entre las novedades no está este aparatoso hoyo en el morro. Por cierto, el Ferrari está mandando en la primera jornada de la pretemporada a pesar de ser el auto que a simple vista más rebote está sufriendo. La cabeza de Sainz ha sufrido mucho ‘porpoising’ en la recta de Sakhir en este primer día.

En definitiva, lo que muchos pensaron que podía ser una revolución de Ferrari ha acabado en simple anécdota de pretemporada.

Fuente: motorpasion.com