Valvula de Escape

    0
    276

    Las válvulas de escape forma parte del mecanismo que permite la salida de los gases resultantes de la combustión.
    La temperatura de la válvula de escape aumenta todavía más durante la exhalación de los gases de escape calientes. El enfriamiento de las válvulas se efectúa de acuerdo a la disipación de calor; a través del inserto para asiento de válvula en la culata del cilindro. Una parte menor del calor se disipa a través de la guía de válvula hacia la culata. Las  temperaturas de las válvulas de escape pueden sobrepasar los 700°C.
    • Esta válvula, por su singular función; debe ser construida de diferentes materiales, su platillo y vástago. Generalmente se construye de acero con aleación de cromo, manganeso que tiene la gran cualidad de resistir a la oxidación y a las altas temperaturas.
    • Generalmente  los vástagos de esta válvula están hechos de cromo-silicio.
    • Para la conductividad térmica se hacen platillos y vástagos huecos, que se los rellena de sodio; el cual tiene la función de trasladar el calor rápido a la zona de refrigeración, logrando reducir la temperatura en el platillo hasta 100º C.
    • Durante el trabajo del motor, esta puede alcanzar entre 600°C y 800°C. Ya que  están sujetas a grandes cargas de compresión en un ambiente de gases. A 7.000 RPM de motor las válvulas golpean el asiento 3.500 veces por minuto.