En Venezuela no se venderá más combustible los domingos

Los expendios de todo el país necesitan reducir sus costos operativos

0
729

Según informaciones divulgadas por medios informativos venezolanos como el matutino “El Nacional” y el portal de noticias “La Patilla”, los propietarios de las estaciones de servicio y expendios de combustible (llamadas bombas de gasolina en el país caribeño) acordaron no prestar servicio los días domingo, en un intento de reducir sus costos operativos para así compensar el impacto que suponen los recientes incrementos salariales.

La problemática actual del sector automotor incluye también a las gasolineras, que deben aumentar los sueldos de sus empleados y costear el mantenimiento cada vez más oneroso de los surtidores y bombas, así como el de las propias instalaciones.

Sin embargo el bajo precio al cual se vende el combustible, también bajo el control de precio gubernamental, no ayuda a rentabilizar la operación y los encargados de varias gasolineras reportaron que la demanda por combustible se ha reducido en consecuencia con la menor cantidad de vehículos que circulan por las vías nacionales.

La Cámara de Fabricantes de Productos Automotores, el gremio autopartista, reveló que el 30% del parque automotor al 31 de diciembre pasado estaba paralizado por falta de repuestos.  Eso sería un 1,6 millones de unidades.

Entre las causas, citan los expendedores están “las dificultades que tiene el personal para trasladarse desde sus casas al lugar del trabajo debido a la falta de transporte colectivo”.

Otro factor de ausentismo laboral tiene que ver con “la dificultad para conseguir efectivo con el cual pagar el pasaje”.  El problema de la carencia de efectivo también afecta a los usuarios, incluso a pesar de que el precio del combustible es irrisorio.

También atenta en contra el creciente nivel de inseguridad, sobre todo en las carreteras y en los expendios situados en zonas apartadas.

“Muchas gasolineras que prestaban servicio 24 horas permanecen cerradas en la noche”, añadieron las fuentes.

Señaló “La Patilla” que “las ventas de gasolina y diesel han bajado porque hay menos vehículos que van a llenar sus tanques” en consecuencia con los altos precios que hoy tienen elementos consumibles como lubricantes, cauchos y similares.

“La gasolina es muy barata en Venezuela, pero el aceite, los cauchos y otras cosas necesarias para mantener rodando un carro no lo son”, añadió un lector de nuestra publicación.

El incremento en los sueldos, el bajo precio del combustible, la inseguridad y la menor demanda en consecuencia con la reducción de la cantidad de vehículos en circulación dificultan cubrir los costos operativos de una estación de servicio, sobre todo de las que no tienen “tiendas de conveniencia” o no las pueden surtir adecuadamente por falta de inventario en rubros como baterías, cauchos, filtros, bombillos y lubricantes.

La decisión de cerrar los expendios durante los días domingos obedece a que en estos días la demanda es menor y la dificultad de los empleados para trasladarse es mayor.  Sin embargo los expendedores advierten que la medida es transitoria “mientras se resuelven los problemas”, añadiendo que en caso que estos persistan o se agraven, los cierres podrían darse también en otros días de la semana.

En Venezuela el precio de la gasolina es muy bajo: un tanque de ochenta litros puede llenarse por menos de mil bolívares.  En comparación, una botella de refresco de dos litros se vende por casi 2 millones de bolívares y un litro de lubricante mineral de baja calidad ronda los 20.000.000 de bolívares… ¡si se logra encontrarlo!

Fuente: flash.guiamotor.com