Jeep es consciente de que el Wrangler, además de ser uno de los todoterrenos más icónicos de todos los tiempos, es un su particular gallina de los huevos de oro porque sigue siendo tremendamente popular en todo el planeta.

Por eso, el 4×4 sigue siendo uno de los modelos a los que Jeep presta más atención y renueva más a menudo, aunque su diseño invite a pensar lo contrario. El último gran paso que dio la marca americana con el Wrangler fue electrificarlo de la mano de la versión híbrida enchufable 4Xe y ahora vuelve a ponerlo al día para no ceder terreno ante su nuevo e incómodo rival: el Ford Bronco.

Mejor equipado y más capaz en el campo

Jeep Wrangler

Sin duda, la estrategia de electrificar el Wrangler le ha salido bien a Jeep porque el 4xe ya es el PHEV más vendido en Estados Unidos. Y seguro que ha tenido mucho que ver la forma de hacerlo porque la marca estadounidense ha sabido meter a su legendario todoterreno en la era eléctrica respetando sus atributos.

Pero Jeep sabe que no puede dormirse en los laureles, sobre todo ahora que el Ford Bronco se ha convertido en una china en su zapato con una fórmula muy parecida a la del propio Wrangler y con el valor añadido de versiones tan interesantes como el Bronco Raptor.

Es por ello que la marca del Grupo Stellantis ha decidido volver a poner al día su todoterreno. Como casi siempre, no podemos hablar de grandes modificaciones, pero son una serie de cambios que permiten al Wrangler mantenerse al día, tanto a nivel estético, como en materia de equipamiento y gama.

Jeep Wrangler

Por fuera lo más trascendente es la nueva parrilla de siete ranuras, que viene acompañada de una antena integrada en el parabrisas y 10 nuevos diseños de llantas.

En el interior estrena airbags laterales de cortina en la primera y la segunda fila de asientos, asientos delanteros ajustables eléctricamente y el nuevo sistema de infoentretenimiento Uconnect 5 con pantalla táctil central de 12,3”, Android Auto y Apple CarPlay sin cables.

Jeep Wrangler

También se suman dos nuevas versiones a la gama: el Sport S 4Xe y el Rubicon X, que se posiciona por encima del Rubicon. Además, el Wrangler incorpora de serie un cabrestante Warn con una capacidad de 3.600 kg y una relación de arrastre de hasta 100:1.

De paso, esta versión cuenta con un nuevo eje trasero macizo Dana 44 HF Full Float que permite aumentar el tamaño de los neumáticos. El Willys también tiene neumáticos más grandes, mayor distancia libre al suelo, guardabarros altos y tracción mejorada.

Fuente: motorpasion.com