Sector automotriz en cero

Por incapacidad de compra de los venezolanos

En el primer trimestre del año, el sector automotriz del estado Nueva Esparta no logró colocar una sola unidad en el mercado, lo que representa una caída absoluta de las ventas.

Así lo afirmó el presidente de la Asociación de Distribuidores de Automóviles de Nueva Esparta (Adane), Gabriel Briceño, advirtiendo que las expectativas para los próximos meses no son mejores, en virtud que el poder adquisitivo de los venezolanos no está al nivel del costo de los vehículos.

Las pocas empresas, que bajo la figura de fabricación mixta pudieron producir, ahora se les dificulta la venta por los onerosos costos del producto, recalcó.

“La situación no solamente es preocupante por la pérdida de negocios, sino que ha significado mantener en riesgo la estabilidad de al menos 25 mil empleos directos y el doble indirectos, ya que si las ensambladores no están produciendo y los concesionarios no están vendiendo, es casi imposible mantener el plantel de trabajadores, incluso los despidos se han frenado por el decreto de inamovilidad laboral”.

Precisamente en la búsqueda de estrategias para mejorar las condiciones del sector, Briceño anunció la reciente firma de un nuevo convenio entre las ensambladoras y el Ministerio de Economía y Finanzas, para promover la manufactura nacional.

“Vemos con buenos ojos este convenio enmarcado con el plan de reimpulso de la industria automotriz “Venezuela en Movimiento”, para amparar principalmente a aquellas ensambladoras de vehículos y motocicletas que cuenten con recursos propios de los concesionarios o particulares, pero en ese marco, hemos exigido una plataforma jurídica que garantice la inversión, que respalde el estado de derecho a la propiedad privada, debido a que lamentablemente en el país se ha atentado contra los bienes y eso no genera confianza”, sostuvo, y agregó que, de hecho, la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de las últimas horas, debilita aún más la posibilidad de invertir capital.

No obstante, destaca como positivo, que dicho Convenio haya eliminado la posibilidad de importar vehículos de manera directa por cualquier persona, ya que esa norma afectó a la industria y a los concesionarios.

En efecto, quedó derogada la Resolución Conjunta del Ministerio de Economía y Finanzas, Banca Pública y Ministerio para Industrias, publicada en la Gaceta Oficial 40.522 del 20 de octubre de 2014, que establecía la importación de vehículos personal.

Sin embargo insiste, ninguna de las medidas resuelven la necesidad de la mayoría de la población en cuanto a movilización en vehículos particulares, porque los costos son muy elevados.

Libertad para el rubro de auto partes

El dirigente gremial se refirió también al sector de autopartes, señalando que es urgente revisar las políticas económicas a los fines que haya mayor libertad para las negociaciones en el extranjero.

Destaca que ante la imposibilidad de renovar la flota, la alternativa de los conductores es sustituir las piezas, pero este sector registra igualmente una alta escasez por las limitaciones a la importación.

Briceño afirma que las opciones para subsistir, han sido la venta de vehículos usados, cauchos y otros insumos relacionados con el área automotriz.

Fuente: eluniversal.com