bannercabecera

EL ORIGEN DE BULLITT

Mustang Bullitt 68

La mezcla explosiva de Steve McQueen y el Ford Mustang GT 390 personalizado dieron comienzo a uno de los más codiciados emblemas automovilísticos de la historia. En la película Bullitt de 1968, la sensación del momento, Steve McQueen protagonizaba la escena central de la persecución por la bahía de San Francisco mostrando un duelo a toda velocidad entre el Mustang Verde Dark Highland Green y un Dodge Charger negro.

Solamente dos Mustang fueron utilizados para el rodaje de la película de los cuales uno fue parcialmente dañado en las escenas de riesgo y el otro se conservó pero se desconoció su paradero. Su misterio elevó su valor or mucho y ahora conoceremos su historia.

Mustang Bullitt 68

ASÍ APARECIERON LOS BULLITT

El padre de Sean Kiernan, Robert Kiernan Jr., compró el auto en 1974 cuando vio anunciado a la venta en Road & Track un “Ford Mustang Bullitt”. Nadie salvo él había preguntado por el y lo compró por 6.000 dólares (entonces, era mucho dinero para un Mustang de 1968 con la carrocería marcada).

En 1977, Steve McQueen escribió una carta a Robert Kiernan explicándole que quería recuperar “su Mustang del ’68”. En el blog de Hagerty (donde se puede leer toda la historia al completo) se explica que McQueen quería conservar el coche intacto, tal y como apareció en ‘Bullitt’. Se ofreció a comprar otro Mustang para la familia Kiernan, pues el de ‘Bullitt’ era el único auto del que disponían. Pero Robert Kiernan, nunca pensó vender el auto y McQueen no insistió.

Kiernan nunca escondió que el auto fuese el de ‘Bullitt’. Pero llegó un momento en el que la fama del auto y los problemas mecánicos eran demasiado para los Kiernan, y Robert decidió esconder el auto. Nunca más se supo, hasta hoy. Mientras tanto, se dijo de todo, que si el auto estaba escondido en Tennessee, que si su dueño lo desarmó porque estaba implicado en un accidente y no tenía seguro, etc.

Cuando Ford lanzó al mercado la primera edición limitada del Mustang Bullitt en 2001 y volvió a hacerlo en 2008, Robert Kiernan y su hijo Sean decidieron restaurar el auto, pero Robert Kiernan falleció en 2014 y no se llevó a cabo la restauración.

Mustang Bullitt 68
Mustang Bullitt 68
Mustang Bullitt 68
Mustang Bullitt 68

Un día, hablando de autos con su jefe, Casey Wallace, Sean Kiernan confesó que poseía el Mustang de ‘Bullitt’. Wallace se lo comentó a un amigo de la industria del cine con el que había escrito un guión en torno al descubrimiento del Mustang de McQueen. Se reunieron con Sean Kiernan, vieron que era realmente el auto y los tres decidieron poner en pie la película. Pero no tenían la financiación.

Pensaron que enseñar el auto sería una buena manera de conseguir los fondos. Así, con la ayuda del mayor experto en Ford clásicos de Estados Unidos, Kevin Marti, que certificó que sí era el Mustang de ‘Bullitt’ reunieron algunos fondos y consiguieron hablar con la cúpula de Ford en el SEMA Show de 2016. Como Ford tenía previsto lanzar al mercado una nueva edición limitada del ‘Bullitt’, llegaron a un acuerdo para devolver a la luz la existencia del Mustang ‘Bullitt’.

Su carrocería se encuentra intacta pero son múltiples los roces y pequeños daños que podemos encontrar tanto en el interior como el exterior del vehículo, aunque aún conserva las modificaciones que se realizaron para poder acoger las cámaras dentro del vehículo. Como una salida en el maletero para los gases de un pequeño generador eléctrico.

A pesar de su apariencia, el estado del vehículo es bastante bueno y lo mejor de todo, es funcional. Según algunos especialistas, su valor podría rondar los 4 millones de dólares, lo que le permitiría estar en el exclusivo top ten de vehículos estadounidenses más caros de la historia.

Uno de los Mustang originales fue empleado para las escenas más arriesgadas, como la célebre persecución en las calles de San Francisco, una de las escenas más míticas del cine de acción, y tras el rodaje, la productora ordenó que fuera achatarrado.

En teoría ese era el ejemplar perdido, el que lucía el número de bastidor acabado en 8, pero en 2017 un taller de México estaba reformando un viejo cascarón de Mustang para convertirlo en una réplica del Elleanor moderno (de la cinta ‘60 segundos’ de Nicholas Cage) cuando al solicitar el informe del conocido especialista Kevin Marti se llevaron la sorpresa de su vida, el destartalado Mustang que habían rescatado de un solar de Baja California eran los restos de uno de los Mustang más caros de la historia

DESPUÉS DE 50 AÑOS ESTE ES EL NUEVO MUSTANG BULLITT

Mustang-Bullitt-68-7
bullitt-1968

Este Mustang es una edición limitada creada en homenaje al auto original de la película Bullitt de Steve McQueen (1968), que cumple cinco décadas.

Su lanzamiento se espera para este mismo verano y se ofrecerá únicamente en dos colores de carrocería:: el específico verde oscuro Highland (Dark Highland Green) con detalles cromados, como en la película, o bien un tono negro Shadow. Además luce llantas de 19 pulgadas, pinzas de freno Brembo pintadas en rojo, parrilla oscurecida y apenas incorpora distintivos de la versión.

Entre el equipamiento de serie destacan el volante forrado en cuero y calefactado, el panel de instrumentos digital LCD de 12 pulgadas (con gráficos de bienvenida específicos “Bullit”) o la tapicería de cuero para los asientos Recaro opcionales con costuras en contraste de color verde (también en paneles de las puertas, consola central, etc…).

Igualmente, está equipado con asientos Recaro de cuero, el llamado paquete electrónico Bullit que incluye navegador, sistema de sonido mejorado, asistentes de conducción o función memoria para asiento del conductor y retrovisores, o la suspensión semiactiva MagneRide.

Mustang-Bullitt-68-8
Mustang-Bullitt-68-9

Esconde el mismo motor 5.0 litros V8 ‘Coyote‘ del Mustang GT normal, aunque en este caso con una potencia de 482 CV y un par motor máximo de 569 Nm, gracias a lo cual puede alcanzar una velocidad máxima de 262 km/h (13 km/h más que el GT convencional). Equipa una caja de cambios manual cuyo pomo para la palanca recuerda al del original.

El modelo trae de serie un sistema de escape con válvulas para variar la nota del mismo, así como colas de escape Black NitroPlate™, pero además se beneficia del colector de admisión del motor V8 ‘Voodoo‘ del Shelby GT 350, un nuevo sistema de inducción de aire y una nueva gestión electrónica.

GALERÍA

WALLPAPERS

wallpaper0318

FORD MUSTANG BULLITT

Dodge Challenger SRT Demon

DODGE CHALLENGER SRT DEMON

Ford F-150 Raptor 2017

FORD RAPTOR 2017

Wallpaper Ford Mustang 2018 Guiarepuestos.com

FORD MUSTANG 2018

wallpaper0117

ASTON MARTIN VULCAN

Wallpaper Honda NSX

HONDA NSX 2016

Carro del Mes Guiarepuestos Nissan GT-R 2017

NISSAN GT-R 2017

wallpaper0916

LAMBORGHINI CENTENARIO

wallpaper0616

BUGATTI CHIRON

wallpaper06162

MUSTANG ELEANOR

administrador Guiarepuestos

Apasionado del mercadeo, la publicidad y los motores